Recuerdos, risas y emociones profundas. Los Premios Especiales hacen honor a su nombre.

Noviembre 14, 2012 -- 12:00 am PST

Por Fernando Gonzalez

En su discurso de apertura de la ceremonia de entrega de los Premios Especiales, Gabriel Abaroa, el Presidente y CEO de La Academia Latina de la Grabación, marcó el tono: “Este es el evento con la mayor profundidad, corazón y amor que produce esta organización”. El mensaje, afirmó, es “simple y se puede resumir en una palabra: Gracias”.

Lo que hace diferente al Latin GRAMMY es que representa el reconocimiento de los pares.

Lo que hace a los Premios Especiales el evento más emotivo en una semana llena de momentos emocionantes es que significa el reconocimiento de La Academia Latina y su membresía a esos artistas que han aportado toda una vida de contribuciones a la música latina.

Fue notable, como en otros años, observar a muchos artistas jóvenes, como los nominados Los Mesoneros, entre la audiencia. Ese es el poder de este evento.

Celebrado en el Four Seasons Ballroom en Las Vegas y con el cantante dominicano Johnny ventura como maestro de ceremonias, el evento pagó tributo a las contribuciones de

Luz Casal, Leo Dan, Rita Moreno, Milton Nascimento, Daniela Romo, Poncho Sánchez y Toquinho, quienes recibieron el Premio a la Excelencia Musical, mientras que Juan Carmona “Habichuela” y el recientemente fallecido Yomo Toro fueron honrados con el Premio del Consejo Directivo.

El Premio a la Excelencia Musical es otorgado por voto del Consejo Directivo de La Academia Latina de la Grabación a intérpretes que durante sus carreras hicieron contribuciones de un valor artístico sobresaliente en el campo de la grabación. El Premio Del Consejo Directivo es otorgado por voto del Consejo Directivo de La Academia Latino de la Grabación a individuos que durante sus carreras hicieron contribuciones trascendentales en el campo de la grabación en otras áreas que la de intérprete.

El evento el miércoles fue una ceremonia emotiva llena de recuerdos, risas y emociones profundas.

“Yo miraba los Latin GRAMMY y pensaba ‘´¿ Porqué no me lo dan a mí?’” dijo con seriedad fingida Luz Casal haciendo reír a la audiencia. “Y ahora me lo dan por mi carrera. Y estoy profundamente agradecida.”

La incomparable Rita Moreno, una joya de la cultura latina que es una de solo ocho artistas que han ganado todo, el Oscar, un Emmy, un Tony y un GRAMMY , habló en inglés, visiblemnte conmovida. "You are going to make me cry," (Me van a hacer llorar) pero luego cambió a español porque “este es un premio que me da mi gente”.

Moreno, de 80 años, no solo enamoró a la audiencia sino también a sus colegas.

El cantautor brasileño Milton Nascimento aprovechó su discurso para contar, sin pretensión alguna: “Soy un apasionado de Rita Moreno. Cuando me vió me llamó y me decía ¡Milton!, ¡Milton! y yo pensaba ¡Me conoce, me conoce!...” haciendo reír a la audiencia …

Mientras, el cantante y compositor Leo Dan, claramente conmovido por la presencia especial de John Lear, el hombre que como director de PolyGram Latinoamérica lo firmó cuando él era un desconocido, contó la escena en la oficina. “Llegué sin guitarra, sin plata, nada. Canté “Celia” y él dijo ‘Es un golazo’ y yo pensé ´Este tipo sabe’”, haciendo reír a la audiencia .

Pero el momento más emocionante sin duda fue hacia el final de la entrega cuando llegó el moemnto de honrar al gran cuatrista puertorriqueño Yomo Toro, quien murió meses después de haber sido informado que había sido elegido para este honor.

En su lugar subieron al escenario su esposa Minnie y su hija Denise, y apenas conteniendo el llanto, Minnie agradeció el premio marcando especialmente “el haberle dado este reconocimiento cuando estaba vivo y lo podía disfrutar.”

A esa altura, no habían ojos sin lágrimas en el recinto.

“Bosotros decimos que si no se llora en esta entrega no ha sido un éxito, ” había bromeado Neil Portnow, Presidente y CEO de la National Recording Academy y Director del Consejo Directivo de La Academia Latina.

Los Premios Especiales hicieron honor a su nombre y si de llorar se trataba, fue un éxito indudable.